Freno en T

FRENO T     

 Revista Sport Life (enero 2017)

Por: Teba Ginestal

Fotos: César Lloreda

Agradecimientos: Rollerblade logoRoller y Anika Gruber (monitora de Madblading)

Es la técnica de frenado más utilizada por los patinadores que ya han perdido el miedo y disponen de cierta habilidad. Pero, ¡cuidado! No debes confiar únicamente en ésta. 

Desgraciadamente es cada vez más habitual encontrarnos con patinadores que, una vez aprenden a frenar en T, desmontan sus frenos de taco y confían su seguridad exclusivamente en este tipo de frenada. Si eres de nivel básico y de pronto sientes que vas a demasiada velocidad, apareces en una cuesta pronunciada o te encuentras en una situación de emergencia, el freno en T no debe ser tu única opción. 

El gran desgaste de las ruedas, y sobre todo por su filo biselado, es lo que resulta menos atractivo del uso de este freno. 

Recomendaciones previas: 

  • Utiliza casco y protecciones: si te caes y no te haces daño, te resultará siempre más divertido. 

Claves Importantes: 

Técnicas y Desarrollo: 

  • Comienza siempre con la posición de “tijera”, flexión de rodillas, manteniendo el cuerpo de frente (cabeza, hombros, caderas y rodilla delantera). 
  • Una vez te encuentres seguro en esa posición, basculamos mayor peso a la pierna delantera. 
  • Es el momento de levantar el talón del patín trasero y posicionarlo en perpendicular, apoyando las 4 ruedas en el suelo. 
  • Importante: mientras la guía delantera se mantiene recta, la trasera se inclina hacia el interior, con el fin de facilitar el deslizamiento y consiguiente derrape que va a ocasionar que frenemos. En caso contrario, el riesgo de caídas resulta muy elevado. 

  • Para profundizar en la frenada, flexionar más sobre la pierna delantera con el fin de que poco a poco se separen los patines y se incline más la guía del patín que realiza el derrape (el trasero), lo que ocasionará una mayor fricción sobre el suelo. 
  • Posiciones: los patines en perpendicular, bien centradas las ruedas del que frena con respecto al delantero, y su guía inclinada hacia el interior. Cuerpo ligeramente inclinado hacia delante, manteniendo la posición frontal, brazos localizados delante. Rodillas flexionadas. 

Recomendaciones de ejecución: 

  • Empezar con deslizamientos suaves derrapando el patín trasero antes de realizar frenadas más en profundidad. 

Errores habituales: 

  • Abrir las caderas y los hombros en el sentido de las rodillas al preparar el patín trasero (no mantener todo el cuerpo recto, de frente, en la dirección de la frenada). 
  • Posicionar el patín trasero en forma de “L” o “J”, no centrar bien las ruedas. (Foto 31 es la forma correcta). 
  • No apoyar las 4 ruedas traseras en el suelo. 
  • Apoyar el patín trasero sin inclinar debidamente la guía hacia el interior. 

Ejercicios recomendados previos a su ejecución: 

  • Trabajar mucho las “tijeras”: pies en paralelo, adelantar un patín y retrasar el otro, de tal manera que el cuerpo queda centrado entre ambas piernas.  
  • Mantener el peso sobre la pierna delantera, casi en equilibrio, y liberar la que va a frenar, para así conseguir el equilibrio debido. 
  • Desde “5 ruedas” (=levantando el talón del patín trasero, con una sola rueda, la punta, en contacto con el suelo), practicar la posición de “T”, apoyando las 4 ruedas. 
  • Comenzar a frenar con los patines más juntos. 
  • Continuar la frenada separando los patines. 

Beneficios de esta técnica: 

  • Desacelerar sin necesidad de frenar. 
  • Frenada. 

Variaciones de la técnica: 

  • Freno Taco “T”. 
  • Freno T en curva.