Patina de Espaldas haciendo «limones» – Backwards swizzles

Patina de Espaldas haciendo «limones» – Backwards swizzles

Revista Sport Life (julio 2015)

Por: Teba Ginestal

Fotos: César Lloreda

Agradecimientos: Rollerblade logoRoller y Ayuntamiento de Boadilla del Monte

 

Recomendaciones previas: 

  • Utilizar casco y protecciones (rodilleras, muñequeras y coderas): en ejercicios de espaldas en este nivel es frecuente desequilibrarse. 

Claves Importantes: 

  • Cuerpo totalmente de frente: hombros y caderas alineados.  
  • Tronco ligeramente hacia delante, pero incorporado, bajando el glúteo y mirada al frente. 
  • Peso centrado: eje de gravedad del cuerpo en el centro de ambas piernas. 
  • Guías: ligeramente inclinadas al exterior al abrir, rectas en el resto del movimiento. 
  • Rodillas flexionadas. 
  • Brazos a los lados del cuerpo, ligeramente abiertos y adelantados.  
  • Pies: peso en las puntas (metatarsos), liberando los talones, pero sin levantar.   

Técnicas y Desarrollo: 

  • Comienza colocando las puntas hacia el interior, con talones a 90º y rodillas intentando juntarse, flexionadas. 

  • Ejerzo fuerza hacia el exterior, abriendo patines y rodillas. 
  • En ese 2º paso, ambas piernas se mantienen en paralelo, a la misma altura y con el peso repartido al 50%. 
  • Para cerrar, ejerzo fuerza hacia el interior, juntando talones y manteniendo las rodillas hacia el exterior. 
  • Una vez controlado, realiza varios seguidos, pero esta vez no juntes los talones al final: antes de encontrarse, coloca de nuevo los pies en paralelo, para juntar de nuevo las puntas e iniciar un nuevo limón. 

Recomendaciones de ejecución: 

  • Antes de probar de espaldas, controla bien los limones de frente. 
  • Mantener bien la flexión de rodillas para que al ejecutar todo el movimiento trabajen mis músculos más potentes (glúteos y cuádriceps) y no los abductores. 
  • Una vez dominada la técnica, acostúmbrate a mirar por encima del hombro que te resulte más cómodo, en la dirección en la que te desplazas. 

Errores habituales: 

  • Elevar los talones dejando demasiado peso en las puntas. 
  • Inclinar demasiado el cuerpo hacia delante, bajando la cabeza y levantado el glúteo.

 

  • Piernas demasiado rectas, sin flexión de rodillas. 
  • Inclinar guías hacia el interior al abrir, partiendo de rodillas juntas y pies separados. 
  • Dejar más peso en una pierna que en otra. 

  • Realizar el ejercicio desde posición de tijera. 
  • Abrir demasiado las piernas, que impida poder cerrarlas de nuevo. 
  • No mirar nunca en la dirección a la que te diriges, o mirar por debajo del brazo. 

  • Dejar alguno de los hombros muy atrás con el brazo sobrepasando la cadera.  

Ejercicios recomendados previos a su ejecución: 

  • Comenzar en estático en una superficie que dificulte el desplazamiento (césped o tierra), marcando las posiciones de todo el movimiento. 
  • Realizar un limón hacia delante y otro hacia atrás en el sitio, primero sin cono y después sobre un cono. 
  • Empezar a moverse de espaldas sobre una línea de referencia, dando pequeños pasos con las puntas hacia dentro: 1º con un pie y después el otro, juntando ligeramente las rodillas. 

Beneficios de esta técnica: 

  • Mejorarás tu equilibrio y la basculación (control de pesos) de manera apreciable. 
  • Es el paso anterior a aprender a moverse de espaldas con facilidad, realizar giros y algunos tipos de frenada.