MI PRIMER MARATÓN…¡EN PATINES! (1ª parte)

MI PRIMER MARATÓN…¡EN PATINES! (1ª parte) 

Revista Sport Life (febrero 2018)

Por: Teba Ginestal

Fotos: Bárbara Sánchez Palomero

Agradecimientos: Rollerblade logoRoller y Alberto Alemán

Una oleada de patinadores con ruedas gigantes va recorriendo cada vez más ciudades, de carrera en carrera y, cuando los ves, te preguntas… ¿yo también podré hacerlo? Ya patino de manera aceptable y consigo hacer rutas con más kilómetros. Y alguien de pronto te dice: <<hay una carrera en… Madrid, Pamplona, Tarragona, Valencia, o Talavera. ¿Te animas?>>. Es algo que nunca habías pensado, no te lo habías planteado hasta ese momento, pero que comienza a ser una idea muy atractiva. 

Ha llegado la hora de pegar el salto, de enfocar mis esfuerzos a un objetivo mayor y ¡hacer mi primer maratón en patines! 

Y es en ese preciso instante cuando te surgen miles de dudas: ¿mis patines serán los adecuados? ¿cuánto tiempo necesito entrenar antes de poder participar en alguna carrera dignamente? ¿mi técnica será la adecuada? ¿sólo o en equipo? ¿rodar kilómetros o series de velocidad?… 

Como patinador, sé que el esfuerzo muscular va a ser grande, pero no hay impacto en articulaciones, por lo que mejorando mi técnica conseguiré mayores resultados y podré evitar muchas de las lesiones asociadas a los impactos. 

Recomendaciones previas: 

  • Utiliza casco y protecciones: si te caes y no te haces daño, te resultará siempre más divertido. 
  • Los velocistas suelen llevar solo casco y guantes, pero cuando te caes, las quemaduras que te provoca el asfalto no son agradables. Ya habrá tiempo de quitarte las rodilleras cuando controles más. 

Recomendaciones de Patines: 

Como es lo más habitual, tus patines serán de fitness o freeskate. Si te resulta cómodo tu patín, no vayas a cambiarlo justo antes de una prueba como es un maratón, al menos que tus pies no sufran. Pero si tus ruedas se han quedado pequeñas para una prueba como ésta, los pasos a seguir serían los siguientes: 

Cambia el chasis (guía + ruedas): mantén tus botas de caña alta y a las que estás acostumbrado, pero cambia la guía por una más larga y ruedas más grandes. En el mercado existen ruedas de 80mm, 84mm, 90mm, 100mm, 110mm y 125mm, con guías para 3 o 4 ruedas. ¿De qué dependerá tu elección? De tu nivel de patinaje. Si sólo has patinado con ruedas de 80mm, no te vuelvas loco y te pases de golpe a las más grandes, hazlo progresivamente. Recuerda, es tu primer maratón, ya habrá más. 

Cambia la bota: si ya controlas lo suficiente, es posible que quieras dar un paso más y cambiar tu bota a una más adaptada a la velocidad. Comienza por una de maratón, que te permitirá realizar mejor la técnica, te dará mayor empuje y comodidad, pero no es el momento aún de la bota de velocidad sin caña, que requerirá un dominio previo de la técnica y mayor esfuerzo  muscular.  

Freno: los velocistas no llevan freno porque los circuitos profesionales suelen ser más o menos llanos, pero en las carreras donde participan amateurs, el terreno es el que hay, con sus cuestas, obstáculos de la calzada, etc, por lo que hasta que tu nivel te lo permita, déjate el taco por seguridad. 

Recomendaciones de Equipación: 

Utiliza ropa cómoda, deportiva y ajustada para evitar rozaduras. Que transpire adecuadamente.  

Técnicas y Desarrollo: 

  1. Plantéate tus objetivos para el día de la carrera, que no sean demasiado ambiciosos que te impidan alcanzarlos, y planifica tus entrenamientos adecuadamente.  
  1. Optimiza tu patinaje para conseguir mayor rendimiento: mejora tu técnica. No se necesita tener piernas largas para optimizar tu empuje y conseguir mayor recorrido. Es la técnica que utilizas cuando patinas la que va a darte mayores éxitos. Se corre más y más rápido patinando bien que patinando fuerte. 
  1. La base principal de tu postura debe ser: 
  1. Pies: patines en paralelo, empuje lateral. (ver foto 2.editada). 
  1. Cuerpo: hombros rectos siempre de frente, inclinación hacia delante del tronco, rodillas muy flexionadas. 
  1. Brazos: se utiliza el braceo en la salida y para esprintar, el resto del tiempo se suelen llevar recogidos en la espalda para economizar esfuerzos. 
  1. Hay 3 movimientos básicos: basculación (=mover el cuerpo de un lado a otro manteniendo el eje y aplicando el peso sobre la pierna de apoyo), empuje (=impulso lateral apoyando todas las ruedas en el suelo, que condiciona nuestra zancada), recogida (=acción de recuperación de la pierna en el punto de finalización del empuje). No siempre se utiliza la misma forma de empuje y recogida, ya que no siempre vamos a encontrarnos con las mismas condiciones meteorológicas (viento en contra o a favor, lluvia), condiciones del terreno (cuestas, llano), etc. Debes saber adaptarte a todos esos cambios, ya que esas pequeñas adaptaciones en el momento adecuado es lo que diferencia a los grandes patinadores. Es habitual, sobre todo al principio y con menor experiencia, utilizar los cambios inadecuados en los momentos inapropiados. Y, ¿en qué nos va a afectar? En nuestros picos de velocidad máxima, en la velocidad máxima de crucero, en los momentos de aceleración, en las salidas, en las subidas y descensos, en cómo nos afectará el viento en contra o a favor, etc. 

Recuerda: el cuerpo tiene memoria, por lo que la práctica repetitiva del movimiento será nuestra aliada.